¿Qué es?2019-09-07T16:06:12+00:00

¿Qué es el programa Arkhé?

Es un programa de tiempo limitado que pretende ofrecer a las familias con menores con TEA herramientas que les permitan estimular habilidades en sus hijos e hijas en las situaciones naturales, aprovechar las oportunidades que les ofrece el día a día, para promover el bienestar familiar y exprimir el máximo potencial del menor.

Va dirigido a familias con menores diagnosticados recientemente o con sospecha de tener un Trastorno del espectro del autismo, con edad inferior a 6 años

«Arkhé» es una palabra que proviene del griego clásico: αρχε (se pronunciaría «arjé»), y que tiene varios significados que representan muy bien el objetivo que se persigue con la puesta en marcha del presente proyecto.

Uno de sus significados es comienzo, fundamento, origen, el primer elemento de todas las cosas. El principal objetivo del programa es aportar a las familias los cimientos, el andamiaje, unas bases sólidas sobre las que apoyar los diferentes escalones del largo camino, esa carrera de fondo que supone el diagnóstico de trastorno del espectro autista en un hijo o hija. Trabajar conjuntamente, progenitores y terapeuta, con el fin de conocer el trastorno en general pero sobre todo como se expresa en vuestro pequeño o pequeña, sus características individuales, sus dificultades y sus fortalezas; aportar las herramientas necesarias para que pueda desarrollar todo su potencial aprovechando las situaciones naturales, el día a día. Dichas herramientas serán las bases de toda la intervención a lo largo de su vida, tanto en vuestro hogar, como en los contextos escolares o clínicos.

Otra de las acepciones de arkhé hace referencia a poder, autoridad… el programa pretende empoderar a las familias. Sois el componente clave para el desarrollo de vuestros hijos e hijas y este papel cobra especial relevancia cuando presentan un trastorno del neurodesarrollo. Suponéis el único elemento estable, permanente durante toda su vida, el resto (escuela, compañeros y compañeras o profesionales) cambiarán conforme vaya creciendo. Así, se hace necesario transmitiros las competencias necesarias para asegurar que se den en casa las mayores oportunidades de aprendizaje, empleando para ello actividades insertas de forma natural en las rutinas diarias de vuestro hogar.

En el origen fuisteis unas personas que desearon, acogieron y festejaron la llegada de un bebé a su hogar.

Fue un bebé al que criar, un bebé con tantas posibilidades…

Después sería la sospecha, la alarma, una palabra, profesionales, un diagnóstico.

Después sería la angustia, lágrimas… el duelo por ese hijo, esa hija ideal que solo fue, como es en todos los casos, una fantasía.

En un principio será el mirar con nuevos ojos a un hijo, a una hija con necesidades, deseos, capacidades, afectos y futuro. Será la dedicación y la búsqueda de las herramientas que hagan felices y lo más sanos posible a vuestros hijos e hijas. Será la confianza en los profesionales que os aseguren que sois capaces, que sois los expertos en vuestros hijos e hijas solo siendo madres y padres… sin ser terapeutas o maestros. Será compartir un hogar que acoja, acompañe y haga crecer a vuestro hijo o hija con un trastorno del espectro del autismo.